Bótox, un tratamiento más allá de la belleza

Aunque en muchas ocasiones se tiende a pensar que el bótox es un simple tratamiento estético, la realidad es bien diferente. Está claro que su uso más común es, sin lugar a duda, el de combatir arrugas o imperfecciones faciales, pero lo cierto es que esta toxina puede llegar a emplearse otras formas. Las inyecciones de bótox se emplean para otros aspectos médicos que son una ayuda clave para corregir otros aspectos que suelen ser molestos para cualquier persona.

El estrabismo se corrige con ayuda del bótox

La alteración de la visión que hace que los ojos no estén paralelos es conocida como estrabismo. Este pequeño defecto puede corregirse de forma medianamente sencilla mediante el uso del bótox. Este procedimiento tiene un 70% de éxito. Clave es, sobre todo, si este tratamiento se lleva a cabo con edades muy tempranas, siendo un remedio más que eficaz para el estrabismo infantil, así como para el estrabismo horizontal y para acabar con la desviación.

Ejemplos de este tipo de procedimientos tenemos varios entre influencers y famosos: Heidi Klum y Luci Liu han corregido este defecto mediante el bótox de forma tan rápida como sencilla.

Hay que destacar que es probable que esta práctica tenga que ser llevada a cabo en varias ocasiones mediante inyecciones que deben ser practicadas siempre por un oftalmólogo. Aun así, casi todos los casos acaban con una sola intervención dado que los efectos son mucho más prolongados y permanentes que con otros procedimientos.

¿Adiós a las migrañas?

Los dolores de cabeza suelen ser un problema muy habitual hoy en día. El estrés y la velocidad con la que avanza la sociedad pueden provocar este tipo de dolencias, pero el bótox es un remedio que, según algunos médicos, es efectivo en casi un 50%. En ese sentido, este tratamiento lo que consigue es reducir la intensidad y la frecuencia de estos dolores.

Con una serie de pinchazos, que deben ser practicados siempre por un neurólogo, en diferentes zonas del cuello y de la cabeza se bloquea algunos grupos de músculos que rodean algunas ramas nerviosas clave. Estas ramas, al estar irritadas, pueden provocar ese dolor de cabeza. Las inyecciones consiguen que amaine la irritación y, de ese modo, se puede ir acabando con las molestias que provocan esos dolores.

Combate el rechinar de los dientes y el exceso de sudoración

Otras cuestiones molestas para las personas son el bruxismo y la sudoración excesiva. En cuanto al primer tema, unas inyecciones de bótox es un tratamiento ideal para relajar los músculos maxilofaciales que provocan el rechinar de los dientes. De hecho, el rechinar puede estar provocado por cuestiones que tienen relación con cuestiones emocionales, por lo que las inyecciones ayudan a mitigar ese problema y, además, no evitan el uso de otro tipo de relajantes.

Por otra parte, la hiperhidrosis puede combatirse sin cirugía a pesar de que sus resultados son temporales, ya que sólo dura unos seis meses. No obstante, es una aplicación muy efectiva.

Siempre hay que contar con un especialista para el uso del bótox

Hay que dejar claro que la aplicación de bótox tiene que ser empleada por un médico especialista en la materia. En ese sentido, la persona encargada y especializada en el uso de bótox tiene claro cuánto tiene que poner, cómo lo tiene que poner y dónde lo tiene que poner. Un mal uso del bótox podría provocar cuestiones que empeorarían la dolencia o la patología.

Añadir comentarios

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?